Cocina tu rutina de estudios

En este post nos convertiremos en chefcitos y prepararemos una receta sencilla para cocinar tu rutina de estudios en cualquier idioma. Esta receta puede degustarse en todo momento, especialmente si tienes poco tiempo para estudiar y/o estás en un plateau lingüístico.


Ingredientes

- Conocer la diferencia entre aprender y adquirir un idioma

- Comprender la fórmula del input comprensible (i+1)

- Enlistar tus fuentes de i+1 favoritas

- Tener un objetivo lingüístico claro

- 1 app para memorizar vocabulario (se recomienda #Anki)

- 1 app de interacción con nativos (se recomiendan #HelloTalk o #Tandem)

- input, mucho input

- Opcional: un método en la lengua que aprendes, cualquiera

Aderezar con motivación, grandes cantidades


Tiempo de estudio

1 hora diaria de lunes a viernes


Momento del día

En el que tu mente esté más relajada y receptiva (regularmente son las mañanas, al despertar).


Modo de preparación

  1. Una vez comprendido el principio de adquisición de una lengua y la fórmula del i+1 vas a enlistar tus fuentes de input favoritas en el idioma que quieres estudiar, y por favoritas me refiero a que contengan temas que te interesen realmente y que no necesariamente están diseñadas para aprender un idioma, se trata de contenido auténtico que es relevante para ti.

  2. Define y redacta tus objetivos lingüísticos. Te sugiero que sigas la metodología SMART para ello: objetivos eSpecíficos, Medibles, Alcanzables, Realistas, definidos en un marco de Tiempo.

  3. Vas a separar las fuentes de input oral y escrito, por ejemplo:

input oral: audiolibro "Le petit Prince", Netflix "Serie x", YouTube "Canal sobre la

historia de Francia", videojuegos, canciones, podcasts, programa de

televisión, emisión de radio, documentales, entrevistas, clases con un

buen profesor...

input escrito: cuento "La Belle et la Bête", revista "GQ France", periódico "Le

Monde", Harry Potter, fábulas, recetas, canciones, instructivos, foros,

biografías, e-books, comics...

3. En una libreta escribe los días de estudio. Recuerda que estudiarás cinco veces a la semana en el momento del día en el que tu mente esté más receptiva.

4. Intercala las fuentes de input con el método y las apps, de modo que en cada sesión hagas dos o tres actividades en el lapso de una hora. Da siempre prioridad a las actividades

5. Vuelve la hora seleccionada un momento no negociable de tu día, es decir, se tiene que hacer sí o sí.

Tu rutina de estudios debe lucir más o menos así:

6. Apégate a tu rutina por al menos un mes. Posterior a eso, haz ajustes mensuales intercambiando las fuentes de input o el tipo de actividades.


Realiza consistentemente estas rutinas por al menos 6 meses, los resultados te sorprenderán. Ojo, no hay que esperar seis meses para ver cambios, si eres constante los cambios se notan al mes y aún más a los tres meses, pero un lapso de seis meses me parece prudente para notar un buen cambio en los niveles lingüísticos de una persona llevando una rutina de estudios sencilla y tranquila como esta. Recuerda el principio: entre más tiempo pases con la lengua, menos meses de espera para ver grandes cambios.


Bon appétit! ;)

Déjame un mensajillo, quiero saber qué piensas:

© 2020 by eltichersito