La ciencia de aprender - Vol. 1

El cerebro y sus procesos cognitivos son misterios que me cautivan. Soy fanático de leer sobre estrategias de aprendizaje y de probarlas para después transmitírselas a mis estudiantes. Es como un pasatiempo y, sin embargo, aprender a aprender es una de los mejores estrategias que podemos desarrollar en nuestra vida. Si tú aprendes a aprender, puedes enseñarte cualquier cosa, un idioma o LO-QUE-QUIERAS.


En esta nueva cadena de publicaciones, estaré publicando diferentes estrategias científicamente probadas que he ido encontrando (y aplicando) en estos últimos años y que me parecen relevantes, prácticas y fáciles de implementar para cualquier persona que desee aprender un idioma o aprender simplemente.


En el artículo de hoy, compartiré algunas estrategias que favorecen la memoria y que forman parte del libro Learning: The Owner's Manual del Dr. Pierce J. Howard (toda la información es tomada de ahí, si pueden leerlo, es genial). Hablar de memoria es relevante porque el aprendizaje es memoria que se fija en nuestro cerebro y que somos capaces de recordar y utilizar activamente. Aquí vamos:


1 Después de una sesión de estudios...

Después de una sesión de estudios de una hora (más o menos), haz una pausa y realiza alguna actividad física que estimule tu producción de epinefrina, por ejemplo caminar, hacer estiramientos, subir escaleras, doblar tu ropa, mover algunas cajas, etcétera. Cualquier actividad que genere epinefrina y norepinefrina después de una sesión de estudios ayuda a "fijar" la memoria. La epinefrina y la norepinefrina son neurotransmisores (hormonas) centrales en la formación de memoria a largo plazo.


2 Reorganiza la información

Hacer un esfuerzo por reorganizar la información que estudias (de un texto a un esquema, de un esquema a un mapa mental, etc.), es por sí mismo una actividad que genera estrés positivo que ayudará a convertir el material en memoria a largo plazo.


3 Toma notas

Toma notas de cualquier tema que quieras recordar. Incluso si estás leyendo relajadamente, si es información que deseas aprender, métele un poquito de estrés y flujo sanguíneo al cerebro tomando notas o parafraseando lo que has leído.


4 Para recordar información específica

Para recordar información específica que se te escapa en un momento dado, por ejemplo el nombre de una persona que conociste la noche anterior, cierra los ojos, relájate, respira y trata de recordar y revivir todas las pistas que estaban presentes en el momento en el que conociste a la persona o leíste la información. La información se guarda en pedazos o "chunks" de información, haciendo este ejercicio es probable que la información que necesitas venga a tu mente.


5 ¿A qué hora estudiar?

Trata de organizar tu día para que el nuevo aprendizaje suceda en alguno de estos tres momentos del día: poco tiempo después de despertarte (este es el mejor para mí, cuando necesito concentrarme mucho o el tema es complejo); poco tiempo antes de dormirte (este me funciona mucho para aprendizaje pasivo, revisiones o lecturas); y más o menos a la mitad de estos dos momentos, pero no exactamente a la mitad. ¿Conoces el ritmo circadiano? Si estudias exactamente a la mitad del momento en el que te levantas y del te duermes, estarás en tu peor punto para estudiar, puedes organizarlo un poco antes o un poco después de ese momento. Ejemplo: Si te levantas a las 7AM y te acuestas a las 11PM, tu punto bajo (y el peor para estudiar) serían las 3PM, a esta hora te convendría tomar una pausa o una siesta. Podrías estudiar a las 8AM, a la 1:30PM, a las 4:30PM y a las 9-10PM.


6 Repasa la información

Cuando estudias y aprendes información nueva se forman conexiones neuronales y hay un periodo corto en el que estos cambios celulares pueden revertirse y/o volverse permanentes. Entonces, si no repasas la información, probablemente el aprendizaje nuevo se perderá. Existen aplicaciones magníficas para revisar la información que están programadas por algoritmos que contemplan la teoría de la curva del olvido, Anki es mi favorita.


Listo por ahora. ¿Qué opinas de esta información? ¿Es útil? Quiero hacer una sección en el blog específicamente dedicada a compartir este tipo de estrategias de aprendizaje. Si tú conoces alguna, o conoces libros sobre este tema, por favor no dudes en contactarme. Recuerda que esto no es una cátedra, sino ideas que puedes probar y comprobar, o no. Gracias por leerme.


Fuente de la información:

Howard, P.J., (2014). Learning: The Owner's Manual. Extraído de The Owner's Manual For The Brain, Fourth Edition, HarperCollins Publishers.