La lingüística y su objeto de estudio

La ciencia del lenguaje, como se le conoce en términos muy generales, es un campo fascinante del saber. Primero, porque el lenguaje mismo es espectacular como objeto de estudio: abstracto, rebelde, complejo, travieso...Pero también, porque el campo de aplicación de la lingüística es tan vasto y amplio como el mar azul. Una ciencia amigable, siempre dispuesta a ayudar a sus amigas: la psicología, la sociología, las lenguas, la antropología, la literatura, la traducción, la filosofía, la inteligencia artificial, bref, podríamos darle la banda de 'Miss Simpatía'.

¿Qué es la lingüística?


Si nos ponemos serios podríamos definirla como la disciplina científica que estudia el lenguaje humano, concretamente la estructura y función de sus sistemas (lenguas), su origen, su evolución y fundamentos.


Se le considera una ciencia joven porque su estudio formal y estructurado comenzó hace menos de dos siglos, a principios del sigo XIX, con el famosísimo Cours de Linguistique Générale del lingüista suizo Ferdinand de Saussure. Ahora, esto no significa que el lenguaje nunca se haya puesto en cuestión, simplemente que los enfoques de aproximación a su estudio carecían un poco del rigor científico y de estructura.


Las culturas clásicas (grecorromanas), se aproximaban al estudio del lenguaje desde la Gramática, quien vendría a ser como la mamá de la lingüística. En este enfoque la gramática era prescriptiva, es decir, analizaba al lenguaje como una serie de reglas que marcaban lo que era comunicarse de manera correcta o incorrecta. Era fría, dura y clasificaba. El detalle surgía cuando se observaba que la gente, los usuarios del lenguaje, no hablaba como se suponía. Es decir, esta ciencia no atendía las necesidades y el contexto de su objeto de estudio. Debemos siempre recordar que el lenguaje está al servicio de sus usuarios y no al revés. Un lingüista frecuentemente se debe limitar a describir y no a prescribir.


La gramática tradicional sentó algunas bases, pero lo más interesante es que dio a luz a dos ciencias modernas: la filología, el estudio histórico del lenguaje a través de textos literarios y filosóficos frecuentemente, quien vendría a ser la hermana mayor de la lingüística; y posteriormente a la ciencia del lenguaje.


Objeto de Estudio


El lenguaje.


El lenguaje como proceso mental, su adquisición, el uso que se le da, su función relacionada con el pensamiento y los procesos cognitivos.


El lenguaje como proceso social, su evolución, la identidad que otorga a sus usuarios, los aspectos culturales que aporta, el contexto que lo rodea.


¿El problema?

Todo lo anterior es abstracto y complejo de definir. El lenguaje es el sistema más complejo creado por el hombre.


¿Lo cool?

La complejidad del lenguaje es lo que le permite a la lingüística ser tan vasta e interactuar de cerca con otras disciplinas y, cuando dos fuerzas se unen, la magia sucede. La lingüística tiene lugar en todo espacio en donde el lenguaje se utilice.


En este diagrama, que tomé de Internet, créditos a quien corresponda, podemos apreciar los niveles de estudio de un sistema lingüístico y las principales ciencias con las que converge, según el interés particular:


En los primeros cinco círculos podemos observar los niveles de una lengua cuyo estudio corresponde netamente a la lingüística, digamos que son las pequeñas hijas de la ciencia del lenguaje: fonética, fonología, morfología y sintaxis, semántica y pragmática. Posteriormente, encontramos en el diagrama nuevos nombres y apellidos que son otorgados por la interacción de la ciencia con otras disciplinas.


En conclusión me gustaría explicitar los campos de estudio que podría abordar un lingüista, tomando en consideración la definición de la ciencia y su objeto de estudio:


El origen del lenguaje y las lenguas.

La evolución del lenguaje a lo largo de la historia humana.

La adquisición del lenguaje y su posterior aprendizaje (en el caso frecuente de las lenguas extranjeras).

El cerebro y las partes involucradas con la cognición del lenguaje.

La sociedad y el reflejo que son de sus lenguas.

La inteligencia artificial y el lenguaje natural.

La lingüística aplicada a cualquier aspecto discursivo (traducción, interpretación, edición de textos, redacción y un gran etcétera).


Larga vida a la ciencia del lenguaje.

Gracias por leerme.

Déjame un mensajillo, quiero saber qué piensas:

© 2020 by eltichersito