¿Los niños aprenden mejor un idioma?

Sí y no. Como siempre, hay que definir qué significan las cosas en su contexto correspondiente. Si hablamos desde una perspectiva estrictamente cognitiva, los estudios parecen indicar que, en efecto, con la edad la capacidad cognitiva para desarrollar competencias lingüísticas al nivel de un nativo va decreciendo, aunque no sea un cambio híper dramático. Por otro lado, si hablamos de la capacidad de aprender dentro de un contexto deliberado de aprendizaje (ser estudiante), los adultos llevan la delantera y pueden lograr un excelente dominio de cualquier idioma a cualquier edad. El supuesto hecho de que "los niños aprenden mejor un idioma" es un mito bastante distorsionado que desanima a muchos adultos a siquiera intentarlo, vamos a relativizarlo.


En 2018, científicos del MIT, entre los que figura el gran Steven Pinker, publicaron un artículo increíble llamado "A crítical period for Second Language Acquisition". El artículo comprende un informe de los resultados obtenidos en un estudio masivo realizado a través de Facebook en donde los usuarios que hablaban inglés como lengua extranjera, realizaban una prueba bastante retadora diseñada con sutilezas del lenguaje que solamente un nativo o un extranjero con un dominio casi-nativo del idioma podría entender. En realidad, esta prueba era tan compleja que incluso varios de los nativos examinados no conseguían el 100% de las respuestas correctas. Es por ello que los investigadores determinaron que cualquier persona extranjera que tuviera un puntaje de 90 o mayor (el rango aproximado que habían conseguido los nativos en la prueba), podría considerarse con un nivel native-like de dominio del idioma.

Figura 1. La línea azul representa el nivel de dominio del idioma inglés en personas que empezaron a aprender la lengua después de los 20 años de edad. La gráfica muestra que definitivamente una persona adulta puede alcanzar niveles native-like después de unos 8-10 años de exposición al idioma, tomando en cuenta el rango 0.9 que comprende los resultados obtenidos por nativos en la misma prueba. No es una cuestión de edad, sino una de exposición al idioma a lo largo del tiempo.


En la figura 1 podemos observar la línea 0.9 que refleja el puntaje obtenido por los nativos que realizaron la prueba. El eje inferior, por otro lado, representa los años de estudio del idioma inglés realizado por los extranjeros. Entonces, de acuerdo con estos resultados, nos damos cuenta que definitivamente una persona adulta (mayor a 20 años) puede aprender un idioma a niveles muy avanzados, eso sí, en un periodo de tiempo de exposición al idioma de entre 8 y 10 años.


Sería muy interesante resaltar el hecho de que la prueba medía tener un nivel casi nativo del idioma. Si observamos con mayor detenimiento, alrededor de los 2 años de exposición, una persona alcanza un nivel superior a 0.8, lo cuál significa que la persona ya es bastante fluida en dicha lengua (digamos un nivel B2 del MCERL, al menos). Realmente, la mayor parte del tiempo no es ni siquiera necesario llegar a niveles native-like para tener una vida feliz y cómoda en el idioma que aprendemos, un B2 es suficiente para disfrutar las bondades de saber cualquier lengua extranjera y, por ejemplo, viajar a países nativos sin mayor complicación.

Figura 2. Esta gráfica compara los resultados obtenidos en la prueba de maestría del inglés en diferentes rangos de edad. La línea roja representa a las personas que empezaron a aprender inglés antes de los 5 años. La línea amarilla representa a las personas que empezaron a aprender inglés antes de los 10 años. Finalmente, la línea verde representa a los usuarios extranjeros que iniciaron sus estudios del inglés antes de los 20 años.


Algo absolutamente increíble sucede cuando observamos la gráfica comparativa de la figura 2 (siento escalofríos de la emoción que me produce). En primer lugar, podemos observar que claramente los niños, menores a 10 años, alcanzan niveles más altos de maestría en el idioma que los adultos. Pero vamos a relativizar estos resultados recordando que los cuatro grupos lograron maestría de nivel nativo, las personas de más de 20 años también rebasan el umbral de 0.9 que corresponde a resultados obtenidos por hablantes del inglés. Entonces, sí, la capacidad de desarrollar un nivel bilingüe, quizás, va disminuyendo con la edad, peeeeeero la posibilidad de tener un nivel de fluidez muy alto es posible para todos.


En segundo lugar, podemos ver que en ciertos momentos del tiempo de estudio, el performance de los adultos sobrepasa a los niños menores de 10 años (en amarillo) y, definitivamente, lo hacen frecuentemente en personas menores a 20 años (en verde). Cabe mencionar que los autores resaltan el hecho de que entre mayor es el rango de edad, menos datos disponibles existen. Puede ser porque la población de Facebook es mayor en personas jóvenes o porque sucede algo interesantísimo que se resalta en el mismo artículo:


“For instance, it remains possible that the critical period is an epiphenomenon of culture: the age we identified (17–18 years old) coincides with a number of social changes, any of which could diminish one’s ability, opportunity, or willingness to learn a new language. In many cultures, this age marks the transition to the workforce or to professional education, which may diminish opportunities to learn.” — from A Critical Period
“What is remarkable about language is that we are (nearly) all extremely good at it, including adult learners.” — from A Critical Period

(Paréntesis: HOW COOL IS THAAAAAT?!) Es posible, entonces, que los resultados obtenidos en performance, se deban a diversos aspectos culturales que impiden a los estudiantes extranjeros adultos estudiar o exponerse al idioma con la misma frecuencia y tiempo que un estudiante menor. Si lo pensamos, un adulto trabaja, tiene responsabilidades, hijos, empresas, etcétera. Encontrar el tiempo para aprender un idioma, o cualquier habilidad nueva, se vuelve un desafío y, si se se logra encontrar, es complicado que sea por un número de horas similar a la que un niño tiene en su colegio. Los niños, en cambio, si tienen la oportunidad de estar en un colegio que enseñe inglés, probablemente pasarán varias horas al día leyendo, escuchando, escribiendo, hablando sobre ciencia, arte, historia, literatura en la lengua meta, lo que al final resultará, naturalmente, en la adquisición del idioma.


Para finalizar, me gustaría hablar brevemente sobre el desempeño de los adultos como estudiantes porque, si hablamos del rol de estudiante, los adultos llevan la ventaja en definitiva. Déjame explicarlo. Para empezar, un adulto tiene la capacidad de decidir qué quiere aprender y cómo le gusta hacerlo. Los niños, tienen que aceptar lo que reciben en un salón de clases, quizás con temas que no le interesan o con formas que no le sirven. Un adulto tiene la capacidad de concentrarse por más tiempo y de implementar su fuerza de voluntad para ponerse a estudiar. Los niños...pues son niños, aún están aprendiendo a desarrollar su capacidad de concentración e, incluso, a permanecer sentados por más de cierto tiempo. Un adulto puede auto-motivarse, organizarse, buscar recursos adicionales, etcétera y finalmente, un adulto ya tiene integrado al mundo en su cerebro, por ejemplo, un estudiante adulto podría comparar frases formales que utilizan "usted" versus frases informales que utilizan "tú", el niño no sólo tendría que aprender los aspectos gramaticales, sino también integrar la idea de formalidad según los contextos sociales. Creo que la ventaja principal que tienen los niños sobre los adultos al aprender un idioma, es que ellos no tienen miedo a hablar, a equivocarse, a lanzarse y "hacer el ridículo". Frecuentemente estos aspectos frenan a los adultos para poder practicar y en los idiomas, la práctica hace al maestro (o, mejor dicho, la práctica construye la skill).


Entonces: ¿Los niños aprenden mejor un idioma?

Sí y no. ¿Me explico?

Sea como sea, si quieres aprender un idioma quiero confirmarte que, mientras tengas un cerebro sano, sin un diagnóstico médico que específicamente dañe tu capacidad cognitiva, definitivamente es posible aprender un idioma MUY BIEN tengas la edad que tengas. Es cuestión de tiempo, perseverancia y ganas.


Gracias por leer, recuerda que siempre puedes escribirme por correo o por MD en Instagram. Seguimos aprendiendo.


Esta publicación está basada en los siguientes artículos:

Hartshorne, J.K. et al., (2018). A critical period for second language acquisition: Evidence from 2/3 million English speakers. Consultado en: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0010027718300994?via%3Dihub


Chacon, S., (2018). MIT Scientists prove adults learn language to fluency nearly as well as children. Consultado en:https://medium.com/@chacon/mit-scientists-prove-adults-learn-language-to-fluency-nearly-as-well-as-children-1de888d1d45f